The Student News Site of Colorado State University

The Rocky Mountain Collegian

The Student News Site of Colorado State University

The Rocky Mountain Collegian

The Student News Site of Colorado State University

The Rocky Mountain Collegian

Print Edition
Letter to the editor submissions
Have a strong opinion about something happening on campus or in Fort Collins? Want to respond to an article written on The Collegian? Write a Letter to the Editor by following the guidelines here.
Follow Us on Twitter
Cutting Edge Online Payment Technologies in 2024
April 16, 2024

Businesses worldwide are quickly embracing advanced payment methods to stay ahead in the tight market competition. These methods not only...

La decisión reciente de la Corte Suprema deja a los estudiantes en peligro

La+decisi%C3%B3n+reciente+de+la+Corte+Suprema+deja+a+los+estudiantes+en+peligro
Collegian | Falyn Sebastian

Nota del editor: Puedes leer la versión en ingles de este artículo aquí.

El 27 de junio la Corte Suprema de los Estados Unidos dictó que la expresión amenazadora sin intención no es un crimen por el cual puede encarcelarse, según una comunicado de prensa de Unin Americana de Libertades Civiles. 

Ad

Al principio en Colorado, cualquier expresión amenazadora que causara que un individuo sintiera que estaba en peligro era causa por acción legal. 

En la decisión reciente de 7-2 con respecto a Counterman v. Colorado, autorizado por la jueza Elena Kagan, se decidió que la ley previa era una violación del Primer Enmienda. Eso significa que el intento del acusado necesita examinarse para determinar si es una “verdadera amenaza.” 

Este caso tiene relevancia personal para algunos estudiantes de la Universidad Estatal de Colorado (CSU), los cuales tuvieron muchos encuentros aterradores con una presencia de las redes sociales qué pasó por el nombre Kiera. Jen Buthman, una estudiante de segundo año en CSU, ha estado involucrada con un caso de acoso desde enero de 2023. 

“Empezó como una cuenta de Snapchat bajo el nombre de ‘Kiera’ con una avatar de una chica rubia, y él nos encontró a través de la comunidad de la clase del año 2026 en CSU de Snapchat,” dijo Buthman. “Nadie sabía quien era—solo era ‘Kiera.'” 

Antes de que empezara el acoso, Buthman y su compañere de cuarto, Kallie Jost, sabían que era una account de trolling porque el individuo enviaba mensajes irrespetuosos y reposteaba imágenes con palabras odiosas adjuntadas. 

Los mensajes que Kiera le envió a Buthman escalaron cuando empezó a contactarse a diario, preguntándole cómo le había ido el día. Cuando Buthman no respondía, se volvía furioso, llamando a Buthman y Jost nombres agroces y amenazandolos con violencia física. Buthman describió el primer encuentro con Kiera que le hizo sentirse amenazade y que resultó en su decisión de contactar a la policía. 

“Subí una imagen de mi carro a mi historia—no mostraba mi placa,” dijo Buthman. “Solo era la ventana posterior de mi carro que decía ‘mamador de vergas.’ Solo posteé, ‘¿por qué?'” 

Más tarde ese día, cuando Buthman regresó a su carro, encontró las palabras “Kiera está aquí” escritas en la puerta al lado del conductor. 

“Una vez que denuncié el incidente a la policía, bloqueé a la cuenta de ‘Kiera’, y regresé a mi carro para encontrar notas otra vez debajo de mi parabrisas,” dijo Buthman.  

Ad

Las notas por Kiera debajo su parabrisas negaron el vandalismo del carro de Buthman y exigían que dejara de bloquear su cuenta. 

Buthman no era la única persona a quien Kiera acosó y hostigó. 

“Había una incidente en que Kiera me envió un mensaje cuando estaba en un centro comercial en Lone Tree y siguió con una descripción de la ropa que llevaba, la que llevaba mi mamá y la que llevaba mi papá,” dijo Jost. “Busqué por todos lados para tratar de encontrar a este personaje rubio ‘Kiera’, pero no vi a nadie.” 

Después de dos o tres semanas, la policía descubrió que el hombre que dirigía la cuenta se llamaba Tyler Kindred, un estudiante de CSU que vivía fuera del campus de la universidad. Kindred fue encarcelado por dos días antes de que su fianza fuera pagada. 

“Nosotres no teníamos ninguna idea de quién era,” dijo Buthman, hablando por elle y Jost. “Nunca habíamos visto a ese hombre, ni hablado con él. La única vez en que lo hemos visto fue en el tribunal.” 

En el tribunal, Buthman dijo que la defensa entera de Kindred era que “solo era un chiste.” Esta reciente decisión de la Corte Suprema justificaba esa explicación como viable. 

“Durante toda la audiencia, Kiera sonrió con satisfacción, se rió y clavó los ojos en nosotres,” Jost dijo. “Jen se sentía extremadamente incómode, pero francamente, yo estaba furiose.” 

Los patrones repetidos del acoso de Kindred y su rechazo de dejar de enfrentarse a Buthman resultó en una orden de alejamiento. 

Terminó encarcelado por segunda vez después de violar la orden de alejamiento al entrar a Corbett Hall, dondé vivieron Buthman y Jost el año previo.  

“Por resultado del fallo de la Corte Suprema, ese delito grave de acoso se descartará completamente de sus antecedentes penales,” dijo Buthman. 

Buthman dijo que la falta de consecuencias por las acciones de Kindred le frustra. Su única repercusión es su suspensión de CSU, pero Kindred está en el proceso de apelar contra de esto para qué pueda asistir a la universidad en agosto. 

“Estoy un poco aterrade de regresar a universidad porque todavía manejo el mismo carro, y ahora sé que sabe en cuál complejo de apartamentos vivo,” dijo Buthman. 

Antes de que empezara el acoso, Buthman publicó una búsqueda por un compañere de cuarto para su nuevo apartamento empezando en agosto, y “Kiera” respondió, ofreciéndole su residencia. 

“En general, este cambio de ley me horrorizó,” dijo Buthman. “He sufrido incidentes con acoso en el pasado, y básicamente lo hace legal, y no hay nada que se pueda hacer.” 

Enviar un correo a Alex Hasenkamp a news@collegian.com o encontrarlo en Twitter @alexhasenkamp. 

Leave a Comment
More to Discover
About the Contributors
Alex Hasenkamp, Arts & Entertainment Editor
Alex Hasenkamp is the returning arts and entertainment editor for The Collegian. Last year was Hasenkamp's first time working for The Collegian as the A&E editor, and she is happy to be back. Over the summer, Hasenkamp worked as a writing intern for The Borgen Projecta nonprofit organization working toward ending global poverty. She learned a lot, and she intends on finding another internship or writing position at a paper this upcoming summer as well. Currently a journalism and media communication major and a French minor, Hasenkamp is hoping to study abroad her senior year with the goal of learning and writing about different cultures. Growing up in Seattle, Hasenkamp loves anything music-related and enjoys the opportunity to write about local bands and concerts for the school paper. Besides reporting, Hasenkamp enjoys skiing and playing ultimate frisbee for the Colorado State University team Hell's Belles. She also has an affinity for the visual arts: Previously an art major at the University of Oregon, she enjoys covering local art shows and exhibits, as well as sketching up the occasional graphic for her articles.
Falyn Sebastian, Digital & Design Managing Edtior
After becoming a page designer as a sophomore, Falyn Sebastian evolved from print editor to design director and has now officially begun her new position as digital and design managing editor. Originally from the Big Island of Hawaii, she chose to attend Colorado State University to pursue a Bachelor of Fine Arts with a concentration in graphic design along with a minor in entrepreneurship. When it comes to arranging content in The Collegian's newsprint, Sebastian formats and arranges the visual media that readers love in a physical copy. After attending content and budget meetings with the editors of each desk, she manages how each week's visual content fits into the paper by clicking through Adobe InDesign. With a combination of original photos, illustrative graphics and advertisements, Sebastian organizes and delegates tasks to her talented and ever-growing design team. As a graphic design student, journalism was not a field Sebastian intended to work in during college, but she embraced the world of publication design through The Collegian. As graphic design focuses on the importance of effective communication, she realized she was truly designing for a fulfilling purpose. Student media will forever have a happy home in her heart. Working with other students who are passionate about what is happening in their community drives her to continue working on impactful design. Sebastian looks forward to what is yet to come while gaining new experience and memories with her staff.

Comments (0)

When commenting on The Collegian’s website, please be respectful of others and their viewpoints. The Collegian reviews all comments and reserves the right to reject comments from the website. Comments including any of the following will not be accepted. 1. No language attacking a protected group, including slurs or other profane language directed at a person’s race, religion, gender, sexual orientation, social class, age, physical or mental disability, ethnicity or nationality. 2. No factually inaccurate information, including misleading statements or incorrect data. 3. No abusive language or harassment of Collegian writers, editors or other commenters. 4. No threatening language that includes but is not limited to language inciting violence against an individual or group of people. 5. No links.
All The Rocky Mountain Collegian Picks Reader Picks Sort: Newest

Your email address will not be published. Required fields are marked *