Kimberlé Crenshaw habla sobre la retórica de la política de reacción

Samantha Ye

Traducción: Fernando Montelongo

Unx de lxs líderes más influyentes con experiencia en derechos civiles, raza, género y derecho dio el discurso inaugural en la decimonovena edición del Simposio de Diversidad en la Universidad Estatal de Colorado, sentando las bases para la discusión sobre la diversidad durante la semana.

Ad

Kimberlé Crenshaw habló sobre las realidades de los Estados Unidos y el “proceso de reestructuración violento y opresivo que está ocurriendo en el país hoy en día”, uno que amenaza la paz, la seguridad y las instituciones democráticas de la nación, dijo Crenshaw. La resistencia a esa ola lo que impulsa sus manifestaciones y su activismo actuales.

“Tratar de evadir amablemente el campo minado que contamina nuestro terreno hoy en día con una discusión sobre diversidad e inclusión aséptica es un poco difícil de lograr para mí en este momento”, dijo Crenshaw.

Más bien, Crenshaw se metió de lleno en la crisis misma y en la retórica de identidad usada para tergiversar la opresión y la violencia como un acto justificado de defensa política. Crenshaw también habló sobre cómo se puede interpretar a través de una estructura de puntos referencia que establecen diferentes expectativas de la sociedad. 

Necesitamos nuevas ideas que nos ayuden a ver problemas nuevos. Porque si no se puede nombrar un problema, no se puede resolver”. -Kimberlé Crenshaw, autoridad líder en derechos civiles y leyes

Aunque los Estados Unidos nunca ha erradicado completamente las consecuencias contemporáneas de su historia de daños raciales, los registros de retórica de hoy en día gritan como si “el mundo estuviera del revés”, dijo Crenshaw recalcando los manifiestos de los asesinos en masa de la supremacía blanca (artículo en inglés) y los tweets racistas del Presidente Donald Trump (artículo en inglés).

“La narrativa que vemos sugieren que hasta los esfuerzos más tenues, menos agresivos y mayoritariamente simbólicos para hacer frente a las dimensiones de nuestro pasado que continúan hoy han resultado en un ataque hacia la raza y género dominante en el país – aquellos que son heterosexuales, cisgénero, varones blancos que supuestamente representan lo que llaman ‘la nueva clase paria’”, dijo Crenshaw. 

Esta narrativa afirma que los rasgos de identidad que alguna vez hicieron poderoso a un hombre blanco, heterosexual, cisgénero ahora, al parecer, los hace victimas de las políticas modernas. Crenshaw clarificó que no todos los hombres blancos, heterosexuales, cisgénero creen en esta narrativa ni son el único grupo que la promueve.

women speaks
Kimberlé Crenshaw da una presentación a una audiencia muy atenta. Lx Profesorx en Derecho de la Universidad de California en Los Ángeles recibió una gran ovación al subir al escenario. (Luke Bourlard | The Collegian)

Pero esta “política de reacción” surge porque la gente mide la sociedad de acuerdo a diferentes “puntos de referencia”, dijo Crenshaw.

Si el punto de referencia de una persona es una idea de lo que la igualdad debe ser, hace sentido el tomar medidas rectificativas para ajustar las desigualdades existentes, dijo Crenshaw. 

“Si tu punto de referencia es el estatus quo, si éste es equitativo y justo, vas a pensar que la diversidad, la acción afirmativa, acciones que tratan de resolver la desigualdad, dan un trato preferencial a algunos y son problemáticas”, dijo Crenshaw.

Los puntos de referencia pueden afectar a las personas dentro de los movimientos sociales.

Ad

Crenshaw se enfocó en cómo el problema de la brutalidad policial hacia mujeres de color es olvidado e ignorado, ya que no encaja en la narrativa de referencia de que los policías usan la violencia contra hombres de color.

El movimiento #SayHerName (#DiSuNombre) anima a los defensores y aliados a romper ese punto de referencia e integrar las historias de las mujeres de color a la discusión. 

Los debates en torno a la justicia interseccional ahora y durante la era de los Derechos Civiles también han girado en torno a los puntos de referencia, dijo Crenshaw. Recientemente, la retórica para remover el tema de la diversidad de las discusiones universitarias ha tomado por sorpresa a muchos defensores de la diversidad, pero el concepto de puntos de referencia puede ayudarlos a entender la retórica. 

Los conflictos más ásperos y potencialmente más importantes tendrán lugar en instituciones como esta”. -Kimberlé Crenshaw, autoridad líder en derechos civiles y leyes

“Necesitamos nuevas ideas que nos ayuden a ver problemas nuevos”, dijo Crenshaw. “Porque si no se puede nombrar un problema, no se puede resolver”.

Crenshaw sabe darles nombres a los modelos necesarios para comprender la injusticia. Crenshaw inventó varios de los términos que han cambiado su campo, incluyendo “interseccionalidad” en 1989.

La interseccionalidad, como lo explica Crenshaw, es la idea de que las estructuras de discriminación afectan a las personas de diferentes maneras en función de múltiples aspectos de su propia identidad.

Se puede imaginar como una intersección, como lo hizo Crenshaw hace 30 años. Los caminos y los coches son estructuras como el sexismo, el racismo y la homofobia. Una persona cuyas identidades se encuentran en la intersección de esos caminos, será golpeada por ambas estructuras.

Crenshaw inventó este modelo después de que el juez de distrito en uno de sus casos, DeGraffenreid v. General Motors (documento en inglés), básicamente determinara que una mujer de color no podía probar que estaba siendo discriminada por GM en base a su raza o su género. Puesto que la compañía estaba contratando hombres de color y mujeres blancas, el juez de distrito descartó el hecho de que la demandante estaba siendo discriminada específicamente como mujer de color. 

“El valor de su trabajo no puede ser ignorado”, dijo Claudia Perez (estudiante de licenciatura en comunicaciones de cuarto año) refiriéndose a Crenshaw. “Sus teorías y lenguaje no solo han dado validez a las experiencias de las personas de color en los Estados Unidos, sino que también han hecho un llamado para que todos seamos agentes del cambio en el camino hacia la igualdad”. 

El lugar donde esas ideas serán creadas es en instituciones de educación superior, que lejos de ser “burbujas” de la sociedad, son centros de drama histórico en el pasado y hoy en día, dijo Crenshaw. 

Keiko Friar (estudiante de licenciatura en artes liberales interdisciplinarias de cuarto año) dijo que el discurso de Crenshaw fue profundamente relevante, ya que lo que está ocurriendo políticamente y nacionalmente fuera del Campus sigue afectando a personas dentro del mismo.

“El mundo académico es el sitio donde se produce conocimiento, así que tenemos una obligación de integrar eventos actuales y perspectivas multirraciales en el aula escolar”, dijo Friar. “No puede ser ‘apolítico’”.

En la actualidad, los “conflictos más ásperos y potencialmente más importantes tendrán lugar en instituciones como esta”, dijo Crenshaw. “Así que si vemos a las universidades como lugares donde el discurso político que moldea nuestro futuro tiene lugar, entonces necesitamos ser conscientes del hecho de que las guerras que están ocurriendo fuera, están siendo amplificadas aquí dentro”. 

“Probablemente sólo hemos visto el comienzo”.

Puede contactar con Samantha Ye en news@collegian.com o @samxye4 en Twitter.

Nota del Editor: El Collegian ha creado una sección para los lectores que hablan español. En esta sección podrá encontrar artículos en español tanto en línea como impresos. Para ir a la versión original en inglés, haga clic aquí. Traducido por estudiantes y profesorado del Departamento de Lenguas, Literaturas y Culturas de CSU.