Prohibición de bolsas de plástico en FoCo para votación de abril

Samantha Ye

CSU Student smiles while wearing plastic bags
Cienna Semsak, estudiante de CSU, hace campaña a favor de la prohibición de bolsas de plástico de un solo uso en Fort Collins durante el Festival del Día de la Tierra de CSU el 23 de abril de 2019. (Devin Cornelius | The Collegian)

Traducción de Kati Roan

Los votantes de Fort Collins probablemente tendrán una ordenanza local para la prohibición de bolsas de plástico y de un precio para bolsas de papel para las elecciones municipales en abril.

Ad

El Consejo Municipal aprobó la primera presentación de la ordenanza (en inglés) creada para reducir la contaminación de plástico prohibiendo a las tiendas de alimentación grandes que proporcionen bolsas de plástico desechables a la mayoría de clientes.

La ordenanza también crea un precio de 12 centavos para las bolsas de papel desechables, y los beneficios de esto van a ser divididos equitativamente entre los abarroteros y la Ciudad. La porción de la Ciudad se usará totalmente para financiar un nuevo programa de mitigación de polución de plástico y reducción de desechos sólidos que apoyará la prohibición de bolsas.

Si es aprobada por los votantes, la prohibición empezará el 1 de mayo de 2022. Los Consejos futuros van a ser capaces de cambiar la ordenanza como sea necesario, como por ejemplo expandiendo la lista de artículos prohibidos y cambiando el precio relacionado.

Aunque el Consejo tenía preocupaciones sobre cómo asegurar impactos equitativos y el conflicto posible con la ley del estado, la primera presentación se aprobó 5-2, con el Alcalde Wade Troxell y el miembro del Consejo Ken Summers en contra.

A continuación está lo básico para entender la ordenanza de prohibición de bolsas de plástico como está en este momento.

 

¿Qué dice la ordenanza?

Las tiendas de alimentación grandes, definidas como tiendas de venta al menudeo en edificios permanentes de más que 10.000 pies cuadrados, ya no pueden “proporcionar una bolsa desechable de plástico a un cliente en el punto de venta”, a menos que el cliente está exento por la sección de asistencia por bajos ingresos de la ordenanza.

Los empleados de la Ciudad destacaron la importancia de la prohibición para apoyar las prioridades de reducción de polución de plástico (en inglés), además del objetivo de la Ciudad de cero desechos (en inglés) para 2030.

Más o menos el 10% de los desechos sólidos en vertederos municipales son plásticos, según la ordenanza, y reciclar bolsas de plástico es difícil.

Ad

Las bolsas de papel desechables están permitidas, pero vienen con un precio de 12 centavos por bolsa. Los abarroteros y la Ciudad van a dividir los ingresos de los precios a medias.

Esto produciría el total de $787.500 cada año para la Ciudad, suponiendo una reducción del 75% en el uso de bolsas desechables por la ordenanza, con la referencia de otros precios de bolsas de Colorado.

Los ingresos del precio de las bolsas se usarían para cubrir los costos asociados con la administración y el apoyo de la ordenanza. Para la Ciudad, el plan sugerido es un nuevo programa para la mitigación de la polución de plástico y reducción de desechos sólidos.

Según documentos de la Ciudad, este programa incluye:

  • Proveer bolsas reutilizables a residentes y visitantes
  • Colectar el precio de las bolsas
  • Educación de la comunidad y acercamiento a la comunidad sobre la reducción de desechos, especialmente relacionados con las bolsas de un solo uso
  • Apoyar otros programas y actividades que respaldan los objetivos de reducción de desechos.

Los ingresos de los precios colectados no pueden ser más que los costos del programa, y aunque los empleados de la Ciudad anticipan que los costos van a ser recuperados cuando el precio empiece a cobrarse, no anticipan que tengan que ocuparse de ingresos excesivos.

El Estudio del Precio de Bolsas Desechables que hizo la Ciudad estima que los costos totales van a ser entre $795.000 y $1.38 millones.

 

¿Esto va a tener un impacto desproporcionado en los residentes de bajos ingresos?

La equidad fue una preocupación principal para los miembros del Consejo, quienes reconocieron que muchos de la comunidad no pueden adaptarse fácilmente al uso de bolsas reutilizables y pagar el precio de las bolsas, bien a causa de una falta de transportación o discapacidad.

“No es posible para todos llevar una bolsa reutilizable y utilizarla, incluso si nosotros la proveemos para ellos, así que necesitamos opciones para las personas que se adecuen a su vida”, dijo la miembro del Consejo Municipal Emily Gorgol.

Un comentador público dijo que la prohibición estaba “poniendo una carga en las personas de clase trabajadora de la comunidad” y urgió al Consejo a “liderar con equidad”.

En este momento, la exención del precio para personas de bajos ingresos aplica a quienes pueden presentar “una tarjeta de beneficios que refleje participación en un programa de ayuda aprobado por ingresos al nivel federal, del condado o de la Ciudad”.

Gorgol en particular ha presionado para expandir la exención más allá de los programas calificados por el gobierno, pues estos pueden ser demasiado limitados.

Los programas de precios de bolsas de otras ciudades típicamente usan exenciones incluso más limitadas, basadas solamente en estar registrado en programas de asistencia de comida del gobierno, según Lucinda Smith, directora de servicios ambientales.

Así pues, los empleados de la Ciudad están trabajando en una estrategia más creativa para la exención. La principal es tener una colección de bolsas reutilizables gratis para que los abarroteros puedan proveer a quien ellos piensen que está teniendo un obstáculo no cubierto en la ordenanza, pero los miembros del Consejo todavía están buscando opciones más expansivas.

“Tenemos poblaciones que necesitan una opción de bolsas desechables”, dijo Melanie Potyondy, la miembro del Consejo más nueva. “Tenemos personas que no pueden limpiar bolsas reutilizables o llevarlas”.

El Consejo también añadió un segmento a la ordenanza que manda que la Ciudad proveerá asistencia adicional para los que necesitan exenciones o acceso a bolsas reutilizables gratis, aunque las soluciones exactas quedaron intencionadamente vagas para que los empleados puedan continuar trabajando en la mejor manera de hacerlo. Los detalles pueden ser discutidos más en la segunda presentación.

Troxell, quien se opone a la prohibición de bolsas de plástico porque es “una regla mala con mala fecha”, dijo que la opción más justa es simplemente no implementar la prohibición en absoluto.

 

¿Hay leyes del estado que prohíben a los gobiernos locales prohibir el plástico?

Según las leyes estatales de Colorado (en inglés), “las unidades de gobierno local no deben requerir ni prohibir el uso o la venta de tipos específicos de materiales o productos de plástico y tampoco deben restringir ni mandar usar recipientes, embalaje o etiquetado para algún producto de consumo”.

La abogada de la Ciudad Carrie Daggett dice que había alguna disputa sobre si esta ley quiere decir que Fort Collins no puede imponer una prohibición de bolsas de plástico, particularmente porque Fort Collins es una ciudad con gobierno autónomo (en inglés).

Los municipios autónomos​ tienen la habilidad de “legislar con confianza en todos los asuntos de preocupación local” aunque su relación con los estatutos del estado es ambigua a veces, según la Liga Municipal de Colorado (en inglés).

Muchas ciudades de Colorado, desde Aspen a Telluride, ahora tienen prohibiciones de bolsas de plástico, y nueve ciudades en Colorado tienen precios de bolsas, según The Colorado Sun (en inglés).

Fort Collins casi estableció un precio de 5 centavos por cada bolsa en 2014 antes de que el Consejo Municipal lo revocara a causa de una petición de los ciudadanos, según The Coloradoan (en inglés).

Pero una prohibición abre una posibilidad de una demanda, y algunos miembros del Consejo estaban en contra de pedir a los votantes que la aprueben.

Adicionalmente, hay un intento en el congreso del estado que prohibiría todos los plásticos de un solo uso y la espuma de poliestireno extendido (en inglés). El intento murió el año pasado cuando la pandemia empezó, pero Summers dijo que los legisladores le han dicho que este proyecto de ley probablemente va a aprobarse este año.

“Los legisladores puede que hagan lo que ya había sido propuesto y posiblemente lo hagan más extenso”, dijo Summers. “Si sentimos que, independientemente de la ley del estado, esto es como queremos seguir adelante porque pensamos que podemos, entonces ahora es un asunto de conciencia para algunos y un asunto de ‘¿en realidad es importante?’ porque algo que queremos hacer puede ser destrozado por los legisladores del estado”.

La miembro del Consejo Julie Pignataro dijo que los legisladores del estado con quien ella ha hablado han apoyado la ordenanza de Fort Collins porque les daría una idea de cuáles son los pensamientos de los votantes. Ella dice que también hay una posibilidad fuerte de que la ley que prohíbe reglas locales de plásticos vaya a ser revocada este año, aunque perdió en 2020 (en inglés).

Ross Cunniff, también miembro del Consejo, dijo que mientras “las opiniones varían, para decirlo suavemente” al final “tener la acción en las manos de los votantes” es la parte más importante.

Una encuesta hecha por la Ciudad el mes pasado de casi 700 participantes ha mostrado que el 73% de los encuestados están fuertemente (59%) o algo (14%) de acuerdo con la ordenanza en Fort Collins.

“Si hacemos esto localmente, es específico a Fort Collins”, dijo Gorgol. “¿Sabemos si en el nivel del estado va a tener este enfoque en la equidad y la estrategia que hemos tomado con el compromiso? Sin importar lo que pase al estado, pienso que es importante adoptar algo que es correcto para Fort Collins. Y pienso que al final los votantes van a decidir, y vamos a tener una mejor idea de lo que piensan”.

Editor’s Note: Read the English version of this article here.

Puedes contactar con Samantha Ye en news@collegian.com o en Twitter en @samxye4.