Nuevo centro de investigación de cannabinoides recibe $1.5 millones

Marshall Dunham

Traducción: Kira Willis

Si bien puede decirse que la industria del cannabis está en auge a lo largo y ancho de Colorado, la investigación del cannabis está a punto de estar en auge en la Universidad del Estado de Colorado (CSU).

Ad

Más adelante, en esta primavera, la universidad abrirá un centro de investigación del cannabis con la Facultad de Ciencias Naturales (College of Natural Sciences (CNS)) para investigar una variedad de cannabinoides. 

Aunque los cannabinoides, compuestos encontrados en la planta color verde menta con hojas finas, se asocian a menudo con Willie Nelson y tomar bocadillos en la noche, serán el foco de estudios científicos nuevos en el centro de investigación. 

El centro ha sido financiado con una donación de $1.5 millones de una exalumna. La decana del CNS, Jan Nerger, dijo que está previsto que el centro abra esta primavera. Aunque el centro todavía no tiene nombre, Nerger dijo que el centro se ubicará en el edificio de química. 

El centro fue posible gracias a una donación de una alumna de CSU, Leslie Buttorff. Fue una estudiante del Departamento de Estadística y hoy es la dueña de Panacea Life Sciences (sitio en inglés), una empresa de CBD con sede en Golden. 

“De verdad va a ser algo que no pasa en ninguna parte de Colorado”, dijo Nerger. “Pensamos que serán las mejores instalaciones de investigación analítica en esta región”.

Probablemente hay 100 cannabinoides diferentes. No sabemos qué son ni qué hacen, pero vamos a investigarlo. Nos dará oportunidades de investigación sin precedentes para nuestros profesores y estudiantes porque el campo de estudio está en vías de expansión”.  – Jan Nerger, decana del CNR

Melissa Reynolds, la vicedecana de investigación del CNS, será la directora del centro. 

“Los cannabinoides son los compuestos encontrados en la planta de cáñamo”, dijo Reynolds. “Los más comunes y conocidos son el THC y el CBD. Estos solo son dos de los 113 que han sido descubiertos hasta ahora”.

Se usará el centro para descubrir e investigar cannabinoides variados y cómo afectan a los humanos y animales. 

“Ya empezamos las renovaciones para el espacio”, dijo Nerger. “Hasta ahora, hemos pedido instrumentación valorada en medio millón de dólares que debería llegar esta semana. Esperamos estar listos y en marcha a finales de este semestre”.

Nerger añadió que CSU comprará instrumentación y equipo valorados en más de un millón de dólares que se utilizarán en la investigación del cannabis.

Ad

El centro investigará una variedad de cannabinoides y Nerger dijo que la investigación probablemente empezará con el cannabidiol (CBD). 

“Probablemente hay 100 cannabinoides diferentes. No sabemos qué son ni qué hacen, pero vamos a investigarlo. Nos dará oportunidades de investigación sin precedentes para nuestros profesores y estudiantes porque el campo de estudio está en vías de expansión”.

Reynolds se hizo eco de lo revolucionario que es el centro. 

Hacemos más que arañar la superficie, pero esto es la investigación inicial en esta área. Pienso que vamos a desarrollar licenciaturas, programas de certificación (y) tendremos estudiantes de posgrado. Será importante para CSU”. Jan Nerger, decana del CNR

“Lo emocionante de este campo de estudio es que hay muchas preguntas que están sin respuesta, y estas nos llevan a preguntas adicionales”, dijo Reynolds. “El campo casi está completamente abierto todavía, y las posibilidades de hacer descubrimientos impactantes son emocionantes ahora”. 

El centro, que no va a hacer investigación del tetrahidrocanabinol (THC), el compuesto psicoactivo en la marihuana, puede investigar cualquier cannabinoide encontrado en el cáñamo según la ley agrícola de 2018.

“Antes de la aprobación de la Agricultural Improvement Act de 2018 (la ley agrícola), el cannabis con niveles altos de THC y el cannabis con niveles bajos de THC (el cáñamo) estaban clasificados como sustancias incluidas en la Lista 1 bajo el nombre ‘marihuana’”, según la página de web de la investigación de cannabis y cáñamo de la Universidad (documento en inglés). “Si bien la ley agrícola quitó de la lista el cáñamo, que es cannabis que tiene un nivel de THC no más alto que 0.3%, el cáñamo continúa estando sometido a controles de la significación y restricciones”.

Nerger añadió que no se llevará cáñamo al campus.

Reynolds señaló que el centro hará investigación de los terpenos también.

“Los terpenos es un clase diferente y amplia de compuestos”, dijo Reynolds. “De manera similar a los cannabinoides, típicamente son de la variedad orgánica. También se pueden encontrar en diversas plantas”.

Además, explicó que los terpenos son responsables del olor de muchas plantas.

“Como los cannabinoides, los terpenos se unen con receptores diferentes en el cerebro para crear efectos diferentes”, dijo Reynolds.

Tanto Reynolds y como Nerger hablaron de lo que llamaron la “cadena de valor de cáñamo”.

Agradezco no solo la emoción y el entusiasmo por parte de los profesores y donadores y la administración, sino también la emoción de los estudiantes y que hayan reconocido que esto va a darles muchas oportunidades también”. – Melisa Reynolds, vicedecana del CNS

“Una de las iniciativas en las que la decana Verger quería enfocarse fue la idea de los cannabinoides y un campo de investigación que llamamos la cadena de valor del cáñamo, que es todo desde la semilla hasta las aplicaciones finales”, dijo Reynolds.

Nerger dijo que CSU está en una posición muy buena para abrir el centro de cannabinoides, ya que CSU tiene varias facultades y departamentos que pueden explorar e investigar todos los aspectos de la cadena de valor del cáñamo. Por ejemplo, la Facultad de Ciencias Agrícolas puede investigar temas relacionados con el cultivo de cáñamo, mientras que el Departamento de Psicología puede investigar cómo afectan estos cannabinoides al cerebro humano.

“Hacemos más que arañar la superficie, pero esto es la investigación inicial en esta área. Pienso que vamos a desarrollar licenciaturas, programas de certificación (y) tendremos estudiantes de posgrado. Será importante para CSU”.

Reynolds añadió que, después de un comunicado de prensa de CSU SOURCE (documento en inglés) relacionado con el centro de investigación, los estudiantes de pregrado les contactaron y preguntaron cómo podrían estar involucrados en el centro.

“Agradezco no solo la emoción y el entusiasmo por parte de los profesores y donadores y la administración, sino también la emoción de los estudiantes y que hayan reconocido que esto va a darles muchas oportunidades también”.

Se puede contactar con Marshall Dunham por news@collegian.com o por @gnarshallfunham en Twitter.

Nota del Editor: El Collegian ha creado una sección para los lectores que hablan español. En esta sección podrá encontrar artículos en español tanto en línea como impresos. Para ir a la versión original en inglés, haga clic aquí. Traducido por estudiantes y profesorado del Departamento de Lenguas, Literaturas y Culturas de CSU.