Más tráfico de personas del que se conoce en el norte de Colorado

Ravyn Cullor

Editor’s note: The Collegian is starting a section in Spanish for our Spanish-speaking readers. Spanish articles will be available online and in print. Find the English version here. Translated by students and faculty of the languages, literature and culture department

Ya sea en un motel o por el internet, el tráfico de personas ocurre en el norte de Colorado. Unos recursos limitados y conceptos erróneos sobre el tema hacen que la investigación y la ayuda para los sobrevivientes sea más difícil.

Ad

Laura Knudsen, uno de los agentes de policía del Equipo de Control de Vecindarios del Servicio de Policía de Fort Collins (FCPS por sus siglas en inglés) que investiga el tráfico de personas, dijo que la gente en gran medida no se da cuenta de la actividad del tráfico de personas que ocurre en el área de Fort Collins.

“Éramos una comunidad que lo negó por mucho tiempo”, dijo Knudsen. “En gran parte tuvo que ver con la ignorancia y la falta de educación sobre el tema… porque todos piensan que Fort Collins es una pequeña ciudad agradable, pero va a ocurrir en todas partes”.

¿Qué es el tráfico de personas?

El tráfico de personas en Colorado cubre la prostitución y otra actividad sexual comercial en la que se obliga a una víctima a participar, dijo Knudsen.

“Esto incluye transportar, reclutar, solicitar o albergar [a una víctima]”, dijo.

Knudsen también dijo que, si la víctima es menor de edad, no es necesario que exista una coerción para que se considere tráfico de personas.

El tráfico de personas debe incluir la prostitución, pero el elemento de coerción separa a las víctimas de tráfico de personas de las personas dispuestas a participar en la actividad sexual comercial.

“Hay una idea acerca de la prostitución en particular de que es un acuerdo entre dos adultos”, dijo Knudsen. “(Con el tráfico de personas), esto es falso. La mayoría de ellos están siendo controlados por alguien, casi como una relación de violencia doméstica”.

Las representaciones del tráfico de personas en los medios de comunicación también pueden crear malentendidos dramáticos de cómo se ve el tráfico de personas en los Estados Unidos, dijo Daniel Eastman, miembro del personal de Free Our Girls, una organización sin fines de lucro. La organización con sede en Greeley ayuda a los sobrevivientes a reintegrarse y brinda servicios a mujeres que participan activamente en el tráfico de personas.

Eastman dijo que las imágenes de mujeres atadas o encadenadas, que pueden estar asociadas con el asunto, pueden dificultar que las personas reconozcan el tráfico de personas en sus comunidades. Del mismo modo, dijo que estas representaciones pueden hacer que sea más difícil para las víctimas contextualizar lo que están experimentando, ya que su situación puede parecer completamente diferente.

¿Está ocurriendo el tráfico de personas en Fort Collins y en el norte de Colorado?

Según Knudsen, si bien todas las ciudades con hoteles tienen actividad sexual comercial, la presencia de la autopista I-25, que permite el movimiento entre ciudades en la zona de Front Range y hacia otros estados, es un elemento que impulsa el tráfico de personas hacia el norte de Colorado.

Ad

Específicamente en Fort Collins, a menudo la prostitución no se ejerce en las calles, sino en el internet, en los hoteles y en los negocios, dijo Knudsen, quien añadió que una serie de investigaciones en línea han permitido arrestar con éxito a personas dispuestas a pagar a los traficantes por una actividad sexual.

En el pasado, el FCPS ha respondido a llamadas que resultaron involucrar el tráfico de personas en salones de masajes, hoteles de clase alta e incluso el estacionamiento de Kohl’s, dijo Knudsen.

Si bien Colorado ha procesado más casos de tráfico de personas recientemente que en el pasado, con más de 200 casos en los últimos cinco años, es difícil medir la frecuencia con la que ocurre porque las agencias para el cumplimiento de la ley no tienen los recursos para llevar a cabo una investigación de este tipo, dijo Knudsen.

“Hay más tráfico del que se conoce o incluso podemos procesar judicialmente”, dijo. “Sé que el problema del tráfico de personas es mucho peor de lo que puedo entender”.

¿Quiénes son las víctimas del tráfico de personas?

La mayoría de las víctimas son obligadas a entrar en el tráfico entre las edades de 12 a 15 años y, a menudo, son personas que huyeron de casa y se sienten atraídas por la oferta de dinero, refugio y, a veces, drogas, dijo Knudsen.

La gente puede pensar que las víctimas son llevadas al tráfico de personas a través del secuestro, pero el proceso de reclutar a una víctima es más uno de ganarse la confianza de la persona, dijo Eastman. Los traficantes a menudo tardan semanas, meses o años en desarrollar una relación con la víctima antes de trasladarlas a la actividad sexual comercial.

Knudsen también dijo que se ha encontrado con muchas víctimas que sufrieron abuso físico o emocional antes de que traficaran con ellas y pueden interpretar el comportamiento manipulador como amor.

Un proceso de desarrollo de aislamiento y dependencia puede causar un trauma a largo plazo para los sobrevivientes, dijo Eastman.

“Las víctimas que están saliendo de la explotación sexual comercial tienen más trastornos de estrés postraumático que los soldados que regresan del combate”, dijo Eastman. “Es un trauma complejo, ya que es muy profundo”.

Eastman también dijo que los sobrevivientes del tráfico de personas encuentran que la reintegración es difícil.

“Realmente están en una burbuja cuando están en esa vida”, dijo.

¿Qué se está haciendo?

En la última década, los esfuerzos han aumentado enormemente para abordar el tráfico de personas en el norte de Colorado.

Knudsen, que es uno de los dos agentes de policía que investigan el tráfico de personas con el FCPS, dijo que solo pudo recibir capacitación específica para casos de tráfico de personas en los últimos años. Los recursos para investigar el tráfico de personas son limitados, dijo Knudsen, porque la capacitación y contratación de agentes de policía para este problema son costosas y las investigaciones pueden llevar años.

Knudsen dijo que, para limitar la habilidad de los agentes de policía de recopilar suficientes pruebas para tener una causa probable, los traficantes tienen cuidado de no permanecer en una ciudad más de unos días. Muchos de los casos terminados en los que ha trabajado provienen de ciudadanos que observan conductas problemáticas, que la policía no puede monitorear continuamente.

El FCPS también ha comenzado a trabajar con organizaciones como Free Our Girls para manejar adecuadamente a las víctimas de tráfico de personas y ofrecerles recursos.

Eastman dijo que Free Our Girls es la única organización de este tipo en los EE. UU. que ofrece recursos para ayudar a los sobrevivientes a reintegrarse en la sociedad a través de capacitación laboral y paquetes de atención.

“El programa de trabajo es el primero de su tipo en el país, así que no hay muchos ejemplos de mejores prácticas que digamos”, dijo Eastman. “Es por eso que un enfoque centrado en el sobreviviente y el trauma es tan importante”.

Puede contactar con la reportera del Collegian Ravyn Cullor en news@collegian.com o en Twitter @RCullor99.