La oportunidad de subvención hace que los cursos de verano de CSU sean más asequibles

Austria Cohn and Michelle Rivera-Garfio

(Ilustración gráfica por Falyn Sebastian | The Collegian)

Nota del editor: Puedes leer la versión en ingles de este artículo aquí.

Traducción de Michelle Rivera-Garfio

Ad

Los estudiantes de la Universidad Estatal de Colorado que estén interesados en tomar clases de verano ahora pueden recibir una subvención para su matrícula.

Los estudiantes universitarios que son residentes de Colorado pueden beneficiarse del aumento de la Subvención de Asistencia de Matrícula de Verano de CSU, y la matrícula del verano es un 30% menor que el otoño y la primavera para los estudiantes universitarios no residentes.

“La sesión de verano ha sido históricamente un trimestre en el que los estudiantes que tienen la capacidad de pagarlo podrían atender al verano. … Esta financiación adicional en realidad está haciendo posible (para que) cada estudiante de bajos ingresos que quiera atender a la sesión de verano pueda hacer que suceda”. –Tom Biedscheid, vicepresidente asistente de la División de Inscripción y Acceso

Los estudiantes se benefician de los cursos de verano porque pueden ayudar con la recuperación del GPA, graduarse temprano, explorar nuevas clases, cambiar una especialización o alivianar las cargas de los cursos en los siguientes semestres.

“La sesión de verano ha sido históricamente un trimestre en el que los estudiantes que tienen la capacidad de pagarlo podrían atender al verano,” dijo Tom Biedscheid, vicepresidente asistente de la División de Inscripción y Acceso. “Esta financiación adicional en realidad está haciendo posible (para que) cada estudiante de bajos ingresos que quiera atender a la sesión de verano pueda hacer que suceda”.

La subvención de matrícula de verano es base por orden de llegada, por lo que la Oficina de Ayuda Financiera alienta a todos a inscribirse en las clases lo antes posible. La inscripción de verano comienza el 22 de marzo al mediodía.

“Regístrense tan pronto como se abra el registro de verano, y luego otorgaremos automáticamente su ayuda financiera de verano”, dijo Biedscheid.

Kimberly López, una estudiante de CSU que estudia periodismo y comunicación de medios, recibió $ 2,000 el verano pasado de esta subvención y se graduará después de tomar sus últimas dos clases este verano.

“CSU siempre está buscando formas de aumentar las tasas de retención y graduación de nuestros estudiantes. … Lo vemos como una inversión en el éxito de los estudiantes”. –Anne Van Arsdall, directora de CSU Summer

“Después de que se pague mi matrícula y se cubran los gastos escolares, todavía tengo dinero extra de estas subvenciones que se otorgan a través de mi ayuda financiera, que puedo usar para cubrir mi renta o mi seguro de automóvil”, dijo López.

“Sí, voy a trabajar (menos) horas este verano porque estoy haciendo la escuela; sin embargo, tengo este dinero extra de la subvención”, dijo López.

Durante la sesión de verano, CSU también permite a los estudiantes permanecer en el campus. Según la directora de verano de CSU, Anne Van Arsdall, este verano, los estudiantes vivirán en Parmelee Hall.

Ad

“Lo que más me gusta de esto es que si los estudiantes necesitan una vivienda de brecha después del verano antes de que comience el otoño, también pueden quedarse allí”, dijo Van Arsdall. “Es realmente genial porque los estudiantes pagan solo por el tiempo que se quedan”.

Ellen Audley, una coordinadora del programa CSU Summer, dijo que cada tres de cada cinco estudiantes de CSU participan en sesiones de verano durante su carrera universitaria, y la inscripción en la sesión de verano es de entre 7,200 y 7,800 estudiantes.

“CSU siempre está buscando formas de aumentar las tasas de retención y graduación de nuestros estudiantes.”, dijo Van Arsdall. “Lo vemos como una inversión en el éxito de los estudiantes”.

La Junta de Gobernadores del Sistema CSU también aprobó $ 9 millones para aumentar el acceso a la ayuda financiera en los próximos tres años “para estudiantes rurales y de bajos ingresos”, según un artículo de CSU SOURCE.

“Para los estudiantes de bajos ingresos, (el verano) simplemente no era una opción porque la única ayuda que un estudiante tendría disponible para apoyar la inscripción de verano es si no usaran toda su ayuda de otoño y primavera”, dijo Biedscheid.

Madeleine Bourgois, una estudiante de primera generación de CSU que se especializa en administración de empresas con una concentración en finanzas, tomó cursos de verano para graduarse en 3 años y medio. Esto le permitió trabajar durante el verano.

“Pude hacer mi trabajo en mi propio horario porque mis clases eran asincrónicas”, dijo Bourgois.

Audley encontró en los resultados de la encuesta que los estudiantes que toman cursos de verano disfrutan de las clases más cortas y la capacidad de tomar una carga más ligera en semestres futuros.

“Una sesión de cuatro semanas tiende a ser la favorita de la encuesta de los estudiantes porque es la más inmersiva”, dijo Audley. “Obtienes tus créditos y ya puedes pasar a otra cosa”.

Se puede encontrar más información sobre los cursos de verano en el sitio web de Ayuda Financiera de la CSU. También hay sesiones informativas de café durante todo el mes de marzo, donde habrá café gratuito y consejeros de ayuda financiera para responder preguntas.

“Tenemos un millón de dólares al año durante los próximos tres años para ofrecer ayuda financiera de maneras que sabemos que tendrán un impacto positivo en el éxito de los estudiantes”, dijo Biedscheid. “Esto es exactamente lo que necesitábamos para asegurarnos de que todos los estudiantes de bajos ingresos que pudieran beneficiarse asistiendo a las sesiones de verano tuvieran esa oportunidad”.

Comuníquese con Austria Cohn en news@collegian.com o en Twitter @AustriaCohn.